Usted está aquí

Escombrera ilegal Quebrada Puente Piedra

Escombrera ilegal Quebrada Puente Piedra
0
No votes yet

La iniciativa de control social se enfocó en el retiro de la escombrera ilegal, la recuperación de la ronda de la Quebrada Puente Piedra y el cumplimiento de la normatividad relacionada con delitos ambientales. Para ello, desde el 2009 la EPE instauró denuncias ante la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca -CAR, y la Secretaría Distrital de Ambiente - SDA. En respuesta, la CAR ordenó la suspensión inmediata de disposición de escombros en el lugar por medio de la Resolución 143 del 27 de agosto de 2009, sin embargo, esta se incumplió y el 30 de septiembre 30 de 2009 una nueva denuncia fue radicada ante la Alcaldía de Usaquén por el crecimiento del botadero.

Por su parte, en noviembre de 2009, la SDA señaló que la zona era jurisdicción de la CAR. El 13 de noviembre, a través del diagnóstico técnico No. DI-4355 la CAR determinó que a corto plazo el problema de la escombrera no comprometía ningún individuo arbóreo y la clasificó como de riesgo medio-bajo y recomendó consultar a la Empresa de Acueducto, Agua y Alcantarillado de Bogotá - EAAB ESP frente a los cuerpos hídricos. En enero de 2010, frente a la consulta de la EPE sobre el incumplimiento de la Resolución 143 la CAR señaló que su cumplimiento era competencia de la policía para lo cual envió copia a la Alcaldía.

Tras varias reclamaciones de la EPE sin obtener solución, se le solicitó al Inspector de Policía de Usaquén y a la Oficina de Delitos Ambientales de la Fiscalía General de la Nación, adelantar acciones en el marco de su quehacer misional.

Por otra parte, en cuanto a la recuperación de la ronda de la Quebrada, en el 2013 se firmó el Convenio de Asociación No. 01201/2013 entre la SDA, el Fondo de Desarrollo Local de Usaquén –FDLUSA, y Conservación Internacional Colombia, para la recuperación integral de diversas quebradas incluida Puente Piedra. Si bien esto significó la inversión de recursos, el botadero de escombros no desaparecía.

En el 2016, el problema de la escombrera empeoró ya que se estaban arrojando, además de escombros, plásticos, tejas, llantas, material vegetal, entre otros, y se empezaron a presentar desprendimientos. Por esta razón, se solicitó nuevamente a las entidades competentes tomar acciones. En esta ocasión, la CAR expidió un diagnóstico técnico que advirtió que la montaña tenía 36 metros de alto por 45.000 metros cúbicos de altura. Con estos antecedentes, en 2017, con el apoyo de Conservación Internacional se convocaron más ciudadanos y entidades competentes para solucionar la problemática, gracias a lo cual se realizaron tres (3) citaciones ciudadanas a entidades distritales, dos en la EPE (2017) y una en la Veeduría Distrital (2018).

Para más información, por favor contactar a través del siguiente correo electrónico gosorio@veeeduriadistrital.gov.co